[HOME] [HISTORIA] [BANDA] [DISCOGRAFIA] [NOTICIAS] [CONCIERTOS] [LETRAS] [L.TRADUCIDAS] [ENTREVISTAS] [FOTOS] [TABS] [LINKS] [MUSICA PUNK]


Entrevista a Randy sobre la publicacion del disco en directo "Live at the Key Club"
El disco trasmite perfectamente la energía y espontaneidad de un concierto en vivo, ¿cómo lo lograsteis?
-Básicamente lo que hicimos fue grabar el concierto tal como fue. Muchos grupos lo único que conservan cuando graban un directo son los aplausos. Acaban regrabándolo prácticamente todo para que suene bien. Nosotros dejamos que la cinta corriera e hicimos muy pocos ajustes técnicos para que fuera lo más cercano posible a nuestra actuación. Creímos que era más importante captar esa energía, que no que sonara perfecto.
¿Por qué decidisteis grabar el disco en el Key CLub de Hollywood? No es un sitio con mucha tradición punk-rock, ¿no?
-En un club muy chulo. Está en el Sunset Strip, al lado del Roxy y el Whiskey a Go Go. Estuvimos allí en una fiesta en la que tocaron T.S.O.L. y los gerentes son gente muy maja. Puede que en el pasado no hayan estado involucrados en la escena punk, pero ahora saben muy bien de que va el rollo. Pensamos que era el mejor sitio. Además ahora que hay un disco de Pennywise en directo grabado allí, ya se puede considerar un club punk.
¿Es verdad que el set-list fue votado en internet por los fans?
-Sí, sí. Diez de los temas fueron elegidos por ellos, el resto lo escogimos nosotros.
Algo de lo que me alegro es que no hayáis incluido vuestras versiones de Beastie Boys y Nirvana. Estoy hasta el gorro de ellas...
-Sí, lo sabemos. Cada vez que tocamos la versión de Beastie Boys nos juramos que no volveremos a tocarla nunca más. Las versiones sirven para que los conciertos no sean tan monótonos...
Ya, pero ahora resulta aburridísimo y previsible. ¿Por qué no ensayáis alguna nueva?
-Estamos intentando hacer algunas. Queríamos algunas de los Sex Pistols, pero están muy sobadas. Miramos canciones que sean un poco oscuras pero buenas. Quizá alguna de los Descendents, pero también hay muchos grupos que las hacen. De todas maneras en el disco quisimos incluir la de Minor Threat porque fue un grupo que nos influenció mucho en nuestros inicios. El que más junto a Bad Religion.
El año pasado fue el más importante de la historia de Pennywise. "Straight Ahead" vendió más que ninguno de vuestros discos anteriores, encabezasteis el Warper, tuvisteis dos hits en la radio... ¿Salieron las cosas como habíais planeado?
-Siempre nos emociona sacar un disco nuevo, lo que pasa es que el último parece que también logró emocionar a mucha más gente y tuvo más repercusión en la radio. Antes de hacer ese disco intentamos no hacer el mismo disco que el anterior y probamos alguna cosa nueva sin renunciar a la esencia de Pennywise. Trabajamos mucho ese disco, dimos un montón de conciertos y estamos contentos de que obtuviéramos algo más de reconocimiento. Ahora estamos escribiendo nuevas canciones para que salga otro disco el año que viene.
¿Cómo son los nuevos temas?
-Estamos componiendo constantemente, ya tenemos 10 temas nuevos. Cinco de ellos son muy buenos, una extensión de lo que hicimos en "Straight Ahead", pero quién sabe lo que acabaremos haciendo. Cinco canciones no hacen un disco.
La última vez que estuve en Los Angeles, "Alien" sonaba constantemente en la radio...
-Sí. Cuando yo estaba creciendo la radio era horrible. Sólo ponían new wave, rock clásico y música disco y había grupos que cambiaban su estilo para poder sonar en la radio. Nosotros nunca hemos querido cambiar de estilo para sonar en la radio. Lo que hicimos fue escribir canciones que nos gustaban a nosotros y cuando las emisoras empezaron a mostrarse interesadas en nosotros, nos dimos cuenta de que eran ellas las que habían cambiado. El que suenen mucho nuestras canciones sólo significa que la radio es mejor que cuando yo crecí, no que nosotros seamos peores. Pero es verdad, la jodida canción sonaba todo el día.
¿Te resultó raro escucharla tantas veces?
-Cuando vas a grabar una canción la tienes que escuchar más de cien veces hasta que está terminada, y antes has tenido que aprenderla en los ensayos, así que cuando sale el disco tienes todas las canciones demasiado oídas. Y después sales de gira y durante seis meses las tocas cada día. Al final oyes la canción por la radio y es como si ya no fuese tuya. Pero me gustan todas nuestras canciones.
A finales del año pasado tocasteis en Los Angeles Sports Arena. Ha sido vuestro concierto más multitudinario como cabezas de cartel, sin contar festivales. ¿Cómo fue?
-Fue increíble. Pero un show de Pennywise es un show de Pennywise, tuvo el mismo ambiente, la misma locura que si tocásemos en un club pequeño pero multiplicado por 10.000. El tener a todos esos fans de Pennywise juntos generó mucha energía. Todos somos de esa zona y llevamos tocando más de diez años tocando por aquí, así que tenemos muchos seguidores. A veces recibimos quejas porque siempre se agotan las entradas para nuestros conciertos, así que pensamos en tocar en un sitio muy grande para poder invitar a todos nuestros amigos. Fue como una gran fiesta.
Con el éxito de Blink, y ahora nuevos discos de Rancid, Pennywise, Green Day y The Offspring, ¿el clima vuelve a parecerse al del 94?
-No, no lo creo. En 1994 el punk rock se estaba estableciendo como un estilo muy popular, era muy excitante. Pero desde entonces ha habido un montón de bandas que han intentado copiar a NoFX y compañía, y ha habido un bajón. Pero tanto The Offspring como Green Day han ido mejorando y sacando discos cada vez más buenos. Creo que ahora los imitadores están fracasando y sobreviven los líderes.
¿Has oído lo nuevo de Green Day? Te va a sorprender, no tiene nada de punk.
-Pero es que precisamente el espíritu del punk-rock es no seguir las reglas y sorprender a la gente. Y eso es lo que están haciendo. Puede que yo no lo escuche, pero les respeto por hacer lo que quieren.
¿Habéis vuelto a hacer una barbacoa concierto como hace dos años?
-Sí, claro. El pasado 4 de julio volvimos a hacerlo y de nuevo se presentó la policía. Fue divertido.
Para acabar, ¿supongo que dar la vuelta al mundo junto a Fletcher debe ser duro?
-Sí. A veces es un asco. Cuando se emborracha, da miedo. Puede ser el tío más divertido para ir de marcha, pero también un cabronazo al que puedes llegar a odiar.