[HOME] [HISTORIA] [BANDA] [DISCOGRAFIA] [NOTICIAS] [CONCIERTOS] [LETRAS] [L.TRADUCIDAS] [ENTREVISTAS] [FOTOS] [TABS] [LINKS] [MUSICA PUNK]


Entrevista a Jim en Isla Catalina donde habla de posibles cambios en sus proximos trabajos


Pennywise, lista para el cambio.
El líder de la banda de punk, que dará dos conciertos en Long Beach este fin de semana, confiesa sus opiniones políticas y anuncia auténticas novedades en el plano musical

Hace unas semanas, cuando el sol todavía se imponía en esta región, Pennywise presentó su nuevo disco en la elegante playa de la isla Catalina. No faltaron los que se sorprendieron ante la elección del recinto, sobre todo si se tiene en cuenta que, a lo largo de sus 17 años de existencia, este cuarteto californiano ha sido consecuente con los postulados originales de un movimiento al que muchos dicen actualmente pertenecer, más por cuestiones de moda que por verdadera rebeldía.

“Quisimos hacer algo diferente, porque todos nuestros lanzamientos anteriores se hicieron en clubes de Hollywood y nos parecía mucho más acertado estar ahora cerca del mar”, dijo el vocalista Jim Lindberg. “Además, tienes que tener en cuenta que todos los del grupo somos de Hermosa Beach, por lo que es totalmente natural que sintamos afinidad por un lugar de ese tipo”.

De todos modos, a pesar que el show se realizó en un paraje aparentemente ajeno al predio común de las propuestas contestarias, hubo un hecho que le dio un carácter particular al evento: durante la interpretación de la canción Fuck Authority (cuyo mensaje contra lo establecido no podría ser más evidente), el sonido fue interrumpido varias veces, lo que despertó fuertes suspicacias en el público sobre una posible intervención de la policía local.

“Lo que pasó en realidad es que los equipos se sobrecalentaron”, asegura el cantante. “Siempre que tocamos esta canción hay alguien que se molesta y no hubiera sido la primera vez que nos hubieran cortado, pero esta vez fue una cuestión puramente técnica”.

No es un secreto para nadie que Pennywise - que se completa con Fletcher Dragge en la guitarra, Byron McMackin en la batería y Randy Bradbury en el bajo- tiene una postura particularmente crítica hacia la política de este gobierno, algo que se ha plasmado elocuentemente en sus tres últimos discos: Land Of The Free? (lanzado justo antes del 11 de septiembre de 2001), From The Ashes y el recién editado The Fuse.

“Cuando empezamos a grabar no hablábamos de estos temas; tuvimos que viajar fuera del país con la banda para darnos cuenta del efecto impresionante que tiene todo el mundo de lo que hacen nuestras administraciones, porque conocimos a mucha gente que estaba dolida con lo que hacía nuestro gobierno”, recuerda Lindberg. “Pero tampoco queremos darle a los jóvenes -que son los que más necesitan escuchar este mensaje- un rollo completamente serio, porque los espantaríamos; nos gusta a veces tomar cerveza y pasarlo bien, y le transmitimos también eso a nuestros oyentes”.

El mismo cantante (uno de los líderes de opinión más respetados en la comunidad musical alternativa) asegura que The Fuse no incluye sólo temas políticos, sino también canciones de superación personal, pero este nuevo disco contiene una composición especialmente directa que se titula Fox TV.

“No hablo en ella de la gente que trabaja a nivel local en la estación y que lo hace muy bien; me refiero a la cadena nacional por cable y, específicamente, a Sean Hannity, el peor periodista en la historia de este país”, aclara el frontman, quien se graduó hace años en la facultad de inglés de UCLA. “La última vez que vi su programa, estaba gritándole a una persona a la que, supuestamente, estaba entrevistando y que no estaba de acuerdo con una marcha a favor de la paz. ¡Ni siquiera la dejaba hablar! Eso no es periodismo; eso es llevar la profesión a un nivel de pelea de escuela”.

Pese a que su prédica no se dirige a las tropas estadounidenses en combate, a las que dice apoyar totalmente, Lindberg muestra su preocupación por las consecuencias de estas acciones militares.

“No se está informando sobre el impresionante número de víctimas del otro lado”, asegura el músico, cuya banda tendrá dos presentaciones este fin de semana en el club Vault de Long Beach. “Quizá si todos acá pudieran ver lo que está pasando realmente en Irak, se darían cuenta de que esta guerra está completamente equivocada. En una etapa de la civilización en la que tenemos celulares con cámaras y computadoras que se asemejan cada vez más al cerebro humano, ¿por qué no podemos entender que invadir un país y echar sobre él, indiscriminadamente, bombas sobre gente inocente es algo absolutamente malo?”.

A pesar de la inteligencia de sus letras y de la contundencia de su propuesta musical, el grupo Pennywise ha sido criticado en varias ocasiones por el empleo de una fórmula musical que ha terminado por hacer que todas sus canciones se parezcan entre sí. Sorprendentemente, en vez de defender esta elección —como lo ha hecho en pasadas entrevistas—, Lindberg reconoció la situación durante esta conversación y propuso incluso una solución.

“Creo que ya hicimos casi todo lo que podíamos para conservar este estilo”, admite el vocalista. “Es probable que muy pronto empecemos a intentar cambios más drásticos en nuestra música y, aunque pueda resultar difícil para nuestros seguidores, es hora de extender nuestras alas y de experimentar más. En los últimos discos hemos presentado algunas alteraciones, pero nada demasiado evidente, porque seguimos en el skate punk; si queremos sobrevivir, debemos intentar algo más radical”.

Sergio Burstein
Especial para La Vibra
www.laopinion.com