[HOME] [HISTORIA] [BANDA] [DISCOGRAFIA] [NOTICIAS] [CONCIERTOS] [LETRAS] [L.TRADUCIDAS] [ENTREVISTAS] [FOTOS] [TABS] [LINKS] [MUSICA PUNK]


Entrevista a Fletcher sobre la producción de The Fuse (Revista RockZone)

Cómo ha sido el proceso de composición y grabación de este nuevo disco?
-La grabación ha durado unos 35 ó 40 días, pero el disco lo empezamos a escribir hace mucho tiempo, tal vez hará un año y medio. Tan pronto publicamos nuestro anterior disco fueron apareciendo nuevas ideas, y hace tres o cuatro meses intensificamos el trabajo de composición para llegar al estudio con todo finalizado.
¿Habéis escogido ya algún título para el álbum?
-El disco se llamará The Fuse. Lo puedes entender como el detonador de una bomba, o como la mecha para encender algo.
¿Cómo describirías el sonido de The Fuse?
-Hemos tratado de darle un sonido más crudo. La tecnología ha avanzado mucho y eso se ha reflejado en la calidad de los discos, sobre todo en los de música punk, que suenan muchísimo mejor. Bandas antiguas como Black Flag o Misfits grababan álbumes con un sonido muy crudo, desafinado e imperfectos, pero daba igual porque tenían sentimiento. Esto no sucede ahora, los grupos se gastan 300.000, 400.000 ó 500.000 dólares en la grabación de sus discos y todos acaban por sonar igual, sobreproducidos. Sin llegar tan lejos, en Pennywise nos habíamos alejado de esta idea y, sin querer sonar como lo hacíamos al principio, sí que queremos recuperar ese espíritu.
¿Para lograr tal objetivo habéis utilizado material vintage, viejas guitarras o amplificadores?
-Hemos utilizado toda clase de material. Sí que es verdad que he estado grabando algunos temas con un amplificador con el que había grabado nuestros primeros trabajos y que hacía cuatro o cinco años que no utilizaba. Pero nos hemos concentrado en captar el sentimiento en las canciones, más que en la perfección del sonido. Muchas veces los productores se obsesionan en que las voces suenen totalmente afinadas o que estén perfectamente cuadradas. Pero luego, lo que pasa es que el disco no tiene nada que ver con lo que la banda hace en directo. Nosotros nunca hemos tenido la suerte de poder trabajar con tecnología muy avanzada, así que con nuestro viejo equipo y la actitud adecuada, más que centrarnos en el sonido nos ha preocupado cómo van a impactar los temas a la gente. Al fin y al cabo, los chavales cuando escuchan un disco no se fijan en si la guitarra se ha ido de tono, esto es algo de lo que no te preocupas hasta que estás en un grupo y empiezas a grabar con un productor. Pero no me entiendas mal, el disco va a sonar bien, pero será una combinación de ambas cosas. Algo complicado de conseguir, pero que a la vez nos ha motivado.
¿Quién es el encargado de la producción?
-Darian Rundall es el ingeniero de sonido, pero al mismo tiempo tendríamos que decir que es el coproductor. Habíamos hablado sobre ello y en un principio él se iba a encargar del sonido y la banda de la producción, pero llevamos trabajando con él un montón de años y sin lugar a dudas se está encargando de algunas facetas de la producción. Pero está siendo un trabajo en equipo.
¿Habéis vuelto a grabar en los estudios Stall # 2 Recordings?
-Si, son unos estudios que tengo con nuestro batería, Byron McMackin, en Redondo Beach, y éste es el cuarto disco que hemos grabado en ellos. Nos resulta muy cómodo porque están a tres minutos de casa, así no tenemos que desplazarnos hasta Hollywood y perder el tiempo en los atascos de tráfico. Por otro lado, son estudios en los que tenemos muy buen material, así que creo que es mucho más inteligente grabar los discos en tu propio estudio que pagarle a otro para que te lo haga (risas).
Vuestros últimos discos se caracterizaban por tener un alto contenido político. ¿Siguen teniendo esta misma actitud las letras de vuestros nuevos temas?
-Sigue habiendo contenido político, pero desde un enfoque mucho más positivo: "Intenta mejorar tu vida". Pennywise no empezó siendo una banda política, era un grupo que hablaba de cosas más personales. Hablamos de política una vez crecimos y ésta empezó a afectar nuestras vidas. Luego pudimos ver cómo se vivía en lugares como Europa, y la verdad es que era muy fácil sentir rabia hacia nuestro gobierno. Pero esta vez el mensaje es que como persona tienes que encontrar tu propio poder, y preocuparte por ti mismo, porque si dejas que el gobierno se preocupe por ti, y mas siendo estadounidense, la has cagado.
Tal vez este cambio de visión sea una reacción a la nueva victoria electoral de George Bush. Fuisteis muchas las bandas que os involucrasteis activamente para echarle de la Casa Blanca, algo que no acabo sucediendo. Así que me imagino que la moraleja vendría a ser que si no puedes hacer de tu país un sitio mejor, consigue mejorar tu vida.
- Exacto. La sociedad tiene un montón de problemas, pero yo no puedo solucionarlos porque simplemente soy un músico. Los únicos cambios que puedo hacer son a través de mi música y de las cosas que digo. Hacer pensar a la gente, hacer llegar un sentimiento o expresar unas ideas, no deja de ser de algún modo cierta forma de política, y es algo que esta bien. Pero sentimos que llevamos demasiado tiempo hablando de ello y las cosas no han cambiado, así que tal vez ha llegado el momento de preocuparse de uno mismo y tratar de mejora tu vida.