[HOME] [HISTORIA] [BANDA] [DISCOGRAFIA] [NOTICIAS] [CONCIERTOS] [LETRAS] [L.TRADUCIDAS] [ENTREVISTAS] [FOTOS] [TABS] [LINKS] [MUSICA PUNK]


Entrevista a Randy Bradbury (www.mievasion.com)

Pennywise | "Internet también sirve para crear fans'
El bajista de Pennywise, Randy Bradbury, habla de su último álbum, 'From The Ashes'
En leve síndrome de Estocolmo sufre el bajista de Pennywise, Randy Bradbury, quien nos atiende desde su hogar californiano en una de las escasas entrevistas promocionales concedidas con su nuevo álbum, ‘From The Ashes’ (Epitaph-Mastertrax), un listado prototípico con skate punk, melodías marca Bad Religion y algún truco vocal a lo Rancid.


Noveno álbum ya. ¿De dónde sacáis la fuerza para seguir dando el callo?
-¿Qué íbamos a hacer si no? A todos nos encanta tocar y nos sentimos muy afortunados por lo que hemos logrado gracias a la música. Somos unos privilegiados

¿Habéis tenido otro tipo de empleos?
- Oh, sí. Yo he trabajado en la calle, he repartido periódicos, he atendido en tiendas… Byron también ha hecho de todo y sé que Fletcher ha currado en la construcción. Jimmy es el único con educación universitaria.

¿De dónde sale la inspiración para componer una nueva canción tras haber grabado más de cien?
-A veces es difícil, aunque en realidad sólo necesitas levantarte cada mañana. La inspiración llega hagas lo que hagas, e incluso puede asaltarte en cualquier conversación. Siempre surge algo nuevo. Ahora mismo están sucediendo muchas cosas en Estados Unidos, y en el resto del mundo, conflictos políticos que nos facilitan dar más vueltas de tuerca.

Ya. ¿Cómo véis el mundo desde Estados Unidos? Supongo que con más preocupación que en Europa.
-Aquí estamos más preocupados que en Europa porque ahora mismo somos un objetivo directo. Sin embargo, cualquier persona del mundo debería considerarse la siguiente en ser atacada, aunque hay un problema de comunicación y la gente no comprende al prójimo. Gran parte del horror que sacude al mundo lo provoca el que los grandes líderes, y no me refiero a todos, abusan de su poder. No se preocupan por mejorar las condiciones de vida y la información que obtenemos se centra en la parte de la historia que nos quieren contar.

Qué pesimismo.
-Veo el futuro como dos grandes bloques atacándose, a menos que encontremos vías de entendimiento mutuo. Supongo que esto no sucederá en nuestra generación, pero ojalá ese encuentro llegue en algún lugar al final del camino. Si no frenamos esta locura, vamos a matarnos los unos a los otros, así de simple.

¿Habéis notado algún tipo de antiamericanismo en el negocio musical al tratar con europeos?
-Sí. Desde hace mucho tiempo. Ahora América ha abierto los ojos y se ha dado cuenta de que al resto del mundo le disgustan los americanos, y no por los actos del propio pueblo. La mayoría de los americanos que conozco, tienen buen corazón. Pero nuestro Gobierno hace cosas muy imperialistas y eso debe cesar. La percepción del resto del mundo hacia los americanos no es muy buena. Nosotros nos dimos cuenta hace muchos años, desde que empezamos a viajar a otros países.

El escritor Frederick Forsythe asegura que es por envidia.
-Insisto en que a nosotros nos educan en unos valores morales que consisten en ser buena gente, ayudar al de al lado y convivir en una sociedad donde todos se sientan parte. Sin embargo, es difícil llevarlo a cabo cuando el resto del mundo ve que los americanos tenemos coches grandes, casas bonitas y mucho dinero. Estados Unidos dirige la economía mundial y quien desee cerrar negocios a lo grande debe aprender a hablar inglés.

Analiza ‘From The Ashes’.
-Estamos muy satisfechos. Todos los implicados en la grabación hablamos mucho en el estudio, participamos y el asunto funcionó como la seda. El anterior, ‘Land Of The Free?’ (Epitaph, 01), fue una lucha continua, pero en ‘From The Ashes’ nos gustó cada canción desde el principio y el proceso de grabación con el productor Darian Rundall fue increíble. Al mezclar, obtuvo el mejor sonido que hemos tenido hasta ahora. Si le sumamos que se incluyen nuestras mejores composiciones desde ‘Full Circle’, se podría argumentar que es nuestro mejor álbum.

La producción es menos heavy, compacta y pesada que en recientes álbumes. Habéis retomado el espíritu punk.
-Sí. Queríamos que la mezcla sonase bien subiendo el volumen alto. Ya sabes lo que sucede cuando pones tu ‘estéreo’ a tope, que los bajos se tornan más pronunciados y los altavoces retumban. O sea que mezclamos de modo menos grave para subir el volumen de verdad y que aun así suene claro, diáfano.

¿Estáis contentos en Epitaph? Como sois de los históricos del catálogo…
-Tenemos una buena relación con ellos. Hacemos lo que quieren y Fletcher tuvo mucho que ver con el despegue de Epitaph. Si te surge un problema de cualquier tipo, no pasa nada: llamas a quien corresponda y lo tratas con él. Les gusta la banda y sentimos que hay mucho amor mutuo entre Epitaph y nosotros.

¿Habéis recibido ofertas de otros sellos, multinacionales incluso?
-Siempre existe ese rumor. Si nos fuéramos de Epitah, tendríamos docenas de sellos con los que fichar. Pero lo de recibir ofertas, considerarlas y sentarnos a hablar en serio, nunca ha pasado.

Hace tres años solíamos preguntar por la crisis comercial del punk. Ahora debemos preguntar por la crisis global de la industria musical en general. ¿Cómo la sufrís vosotros?
-Vendemos menos copias. Hay mucha gente con ordenador que no quiere pagar por la música. Yo ya conozco ese sentimiento: soy un ‘fan’ que ha pagado casi veinte dólares por cada CD que ha comprado durante años. Y me sentía como si me estuvieran estafando. Aparte de eso, se editan muchos discos de bandas que no me gustan tanto como para gastarme ese dinero. Yo, personalmente, trato de mantener los precios de los CDs tan bajos como sea posible. Pero comprendo perfectamente que te bajes los discos de Internet o los grabes.

El sector está mal.
-Todas las compañías están vendiendo menos copias y no sé qué sucederá dentro de dos años. Pero también hay aspectos positivos en Internet. Quizá tú oyes nuestro nombre, pero no conoces nuestra música. Entonces, te bajas un par de canciones y cabe la posibilidad de que te gusten y vayas a comprar el CD en la tienda. Y, a lo mejor, al final acudes a vernos en directo. Pienso que por este lado se crean más ‘fans’.

Como el punk estuvo de moda hace un lustro, el bajón será mayor.
-Claro. Nosotros también hemos vendido mucho menos. Pero somos una banda de punk rock, un género que empezó hace 26 o más años y que todavía es el estilo fundamental de hoy día. Todo está influido por él, incluso el metal si te fijas en bandas como Limp Bizkit. No volverá a ser una escena ‘underground’ porque ha entrado en el sistema, pero existen bandas y sellos que mantienen la integridad. Lo importante no es ser un grupo famoso, sino que seas auténtico. Es lo que hacemos en Pennywise: somos fieles a nosotros mismos.